lunes, 22 de septiembre de 2014

Garabato y Tinta. La amistad, si es de verdad, es animal. ¡¡Miaaauuu!!

OsirisYa hemos vuelto después de unas largas vacaciones, miaurecidísimas por cierto, y ahora, toca trabajar. He dedicado el verano a enseñar a Belier todas las recomendaciones anteriores, bueno, y a ronronear, hacer la croqueta, vuelta y vuelta, maullar, acicalarme... Tenemos unos cuantos títulos de novedades para comentar y hemos decidido empezar por Garabato y Tinta, novedad de la colección Gatos, nuestra favorita, de Lata de Sal. 
Belier: -En realidad no hemos decidido, has decidido, aunque estoy de acuerdo. 

Osiris: -¡Deja de maullar y atiende!
Garabato es un gato y Tinta un ratón.
Belier: -Pues podían haber puesto otro nombre a Tinta, si es un ratón deberían haberlo llamado Pincelón por ejemplo. Así, Garabato es un Gato, y Pincelón un ratón, suena mejor...
Osiris: -El libro no lo has escrito tú, no decides los nombres y se llaman Garabato y Tinta. Te dije que te convertiría en crítico literario felino pero por ahora veo que solo eres crítico, y mucho. El caso es que a Tinta le encanta pintar y a Garabato dibujar. Ambos lo hacen de miauravilla, son artistas, pero se critican continuamente...
Belier: -Bueno, ¿de miauravilla...? yo no diría tanto.
Osiris: -Prprprpr ¿me dejarás acabar? En realidad lo que les ocurre es que tienen envidia de los trabajos del otro, muy habitual esto ¿verdad Belier?
Belier: -No tengo las más minina idea de a qué te refieres.
Osiris: -Ya... El caso es que Garabato y Tinta tienen una gran discusión, una discusión bestial. Lápices, pinceles, tintas, pelean con todo lo que pillan, se siembra el caos...
Belier: -¡Mira! Es el mismo remolino que se forma cuando tú y yo peleamos, pero después de eso siempre nos pedimos disculpas, ¿se piden ellos disculpas?

Osiris: -Pues claro que se piden disculpas, solo los humanos son tan orgullosos como para no pedir disculpas a quien quieren, y Garabato y Tinta se quieren un montón, son grandes amigos y como tal, realizan un retrato de su amistad. 
Belier: -Sí, es el que tenemos colgado ahí en la pared. El póster tan chulo que viene dentro del libro.
Osiris: -Bueno pues te voy a dejar terminar la recomendación Belier, ¿qué nos cuentas?
Belier: -¡¡Gracias!! Pues cuento que es un libro para los amigos de verdad, como tú y yo, y para los artistas, sean humanos o no. Además de una gran historia sobre la amistad, en el libro podréis encontrar un resumen didáctico de grandes artistas pintores. 
Osiris: -Muy bien, pero ¿esta última parte es tuya? ¿lo has escrito tú solo? 
Belier: -No, lo he copiado del resumen que viene en la página web de la editorial... pero no creo que nadie se entere, la mayoría de los que nos leen son humanos...
Osiris: -Bueno y para terminar abrimos la lata, que en esta ocasión nos habla de "Un museo gatuno". El museo Kattenkabinet de Amsterdam fue creado por Bob Meijer en honor a su gato John Pierpont Morgan. En el edificio, del siglo XVII, se exponen múltiples obras de arte gatunas, entre ellas pinturas de Picasso. En este museo viven actualmente una decena de gatos. Tendremos que ir a visitarlo ¿no crees? 
Belier: -Por supuesto, quiero ir. Se te ha olvidado decir algo sobre el autor. 
Osiris: -Es verdad, el autor e ilustrador de esta obra es Ethan Long, es estadounidense y ha ganado varios premios por sus trabajos. Dice que su infancia le ha servido de continua inspiración para crear historias, me gustaría saber cuántos gatos convivieron con él en su infancia...

Osiris: -Miau, miau, dobles saludos gatunos y felices lecturas. 
Belier: -Miau, marramiau. Osiris y ¿cuando escribimos nuestra propia historia...? 

FIRMADO.        . 








1 comentario:

  1. Pero qué bien se expresan estos dos gatitos!.

    ResponderEliminar